Creatividad su importancia en niños y adultos

Creatividad: su importancia en niños y adultos



Aprender hacer algo nuevo, es una experiencia inigualable.

No hay mucho espacio para dudar que vivimos y viviremos tiempos de transformaciones. Cambios que alteran nuestras formas de pensar, la manera como nos relacionamos con otros y el modo como nos acostumbramos a trabajar.

Y no lo digo porque en la coyuntura actual estemos bajo el acecho del coronavirus. La enfermedad es un problema puntual. Las transformaciones sociales, culturales y políticas tienen una mirada más amplia, de más largo aliento. Y si bien es cierto, el primero puede provocar cambios estructurales en nuestra forma de vida, los segundos indudablemente lo harán.

Los adultos, sin importar la edad, tenemos que relacionarnos y lidiar obligadamente con estos cambios que nos generan diferentes problemas prácticos, emocionales y psicológicos.

Aunque vivan bajo nuestro alero y tratemos de protegerlos siempre, nuestros niños también los enfrentarán. Y no debemos temer por eso. Ellos son la parte más importante de nuestra sociedad.

Por eso es deber nuestro encontrar y compartir herramientas que nos ayuden a desarrollar una adaptabilidad para enfrentar las nuevas vicisitudes.

La creatividad es una de esas herramientas

Tiene la capacidad de trazar caminos nuevos, otorgar otra mirada a eso que nos presenta un problema. Podemos decir, sin temor equivocarnos, que es clave para hallar soluciones a esos desafíos que nos presenta el día a día.  

Ser creativo a mi parecer es una de las capacidades más importantes del ser humano. Porque es una facultad que nos asiste con soluciones o ideas para ayudarnos en la adaptación a este entorno en continuo cambio. Y que por supuesto nos permite mejorar nuestra vida, nuestro entorno y, por consiguiente, nuestra sociedad.



Razones para estimular la creatividad en niños, adultos y adultos mayores


Razones para estimular la creatividad en niños, adultos y adultos mayores

La creatividad no es exclusiva de una edad en particular. Es absolutamente transversal.

Y quiero compartir algunas razones para motivarla.  Debe haber muchas más, pero me gusta resumirlas en las siguiente

1) Permite desarrollar un pensamiento independiente.

2) Estimula a formular esa gran pregunta: ¿y si se pudiera hacer de otra manera?

3) Inventar, crear, transformar, adaptar

4) Forja una actitud de descubrimiento

5) Ejercitar la habilidad de manejar un pensamiento flexible

6) Simple: regala confianza en uno mismo

7) Una mejor actitud ante situaciones nuevas y se sientan menos frustrados a raíz de un posible cambio

8) Pasar de ser un factor pasivo a un factor de cambio.

Por tal motivo, debemos siempre motivarla, aplaudirla, ayudarla. 



 ¿Cómo les inculcamos la creatividad a nuestros niños?

Cómo les inculcamos la creatividad a nuestros niños

Primero, ¿Por qué es importante infundirla en los niños?

Los niños tienen una particularidad especial. Ellos pueden, sin mayores restricciones, integrar la fantasía e imaginación en su actuar normal del día a día. Su mente posee pocas barreras, característica que la dota de una libertad maravillosa.

Para mi hija, la siempre increíble Ema Leonor Almendra, una simple caja de cartón, se transforma en un juego con la forma de en bus, cohete, casa rodante y más.

¿Cómo lo logra?

Bueno lo hace efectuando agujeros para introducir su cabeza y brazos o agregando algún tipo de soporte (normalmente de madera para montarla sobre su coche para muñecas). Por supuesto, todo acompañado de una buena pintada con tempera y/o cantidad de recortes de revistas pegados en sus superficies.

Además, si tu le preguntas, te contará la gran historia que acompaña a ese juego. La creatividad tiene otras facetas.

Tú dirás eso es imaginación. Por cierto que si, la creatividad tiene una dosis importante de imaginación.  De alguna manera es la energía que la mueve y impulsa a permitirles pensar diferente.

¿Y cómo podemos alentarla?

Creando y practicando, por parte de nosotros, una cultura tolerante a ese juego que inventa y con el cual adapta su entorno para armar una historia.

No creo que exista una receta, donde se indique paso a paso como hacerlo. Pero  es una condición básica a mi parecer, que uno como adulto cambie su manera de ver las cosas. Entender que el juego posee esa particularidad. Y que si bien es cierto, muchas veces esas intervenciones provocan cierto fastidio, bueno, es uno que se puede obviar.

La aceptación y el invitarlo a explorar, y por cierto reflexionar sobre lo que desea hacer es una buena forma. Uno debe participar respetando el proceso que llevan a cabo, ayudan, no determinando lo que deben hacer.  La idea es que sean ellos los que reflexionen buscando resolver las dificultades.



Conclusión



No debemos olvidar que muchas cualidades del ingenio y genialidad del talento humano provienen de la infancia.  Pero también se pueden desarrollar en la vida adulta.

Un desarrollo integral donde el arte, la música, los libros y su apasionante lectura y, por supuesto, el movimiento del cuerpo ( en el formato  que sea) colaboran durante la niñez como complemento de un aprendizaje completo.

Por eso  no hay que descalificar esa óptica diferente. La creatividad es otra mirada.  La creatividad es el punto de encuentro entre imaginación y realidad.



Diego Camus Lagos - Equipo toytoy.cl


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *